Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

Reloj de agua

Diluye su contenido la clepsidra cuando mis ojos contemplan los tuyos.
Se espesa en la partida, como el aceite o peor, casi al punto del ahogo.
Como quien debajo de las olas quiere gritar, pero se sofoca en agua que no sacia su sed.
Se congelan los confines de su mundo y lo gélido se extiende hacía el corazón de su mundo.
La superficie, de por sí blanda muchas veces, en la que se apoyan sus pies desaparece inevitable.
Se vuelve incorruptible el sueño en la sistemática tortura de “tal vez si…”.
Entonces de nuevo transcurre el líquido por un cuello más amplio y con brío el tiempo
me abandona.

Las otras utopías

Un par de cuadras

Las baldosas no siguen un orden simétrico, pero no importan a la hora de llegar a un destino.
Las puertas se suceden y quizá detrás de ellas esté el amor verdadero, pero no tocas a ninguna.
El sol de la mañana, algunos días, vuelve rosas las nubes y hace las caminatas más nostálgicas.
El viento es compañero y enemigo, como algún perro callejero que te sigue pero no se deja acariciar.
Una canción que flota en la memoria obliga a ser tarareada y muchas veces dirá cosas que tu prefieres callar.
¿Y si vuelves tus pasos y tocas ese timbre
que tanto anhelas?

Oportunidades

Entre sueños

Mensaje perdido

Autorretrato

El lienzo blanco es el molde en el que comenzarás a dibujar las líneas de tu rostro.
Serás más o menos realista según tus circunstancias porque el que sufre se suele idealizar feo.
Marcarás u ocultarás cicatrices como heridas o trofeos según tu entendimiento.
Habrás perdido y ganado guerras, como todos, pero solo una o dos valen la pena inmortalizar.
Te rodearás de luz o de sombras, pero como todo, es algo que solo tú
puedes elegir.